Tráfico de especies: ¿Qué es?

Tráfico de especies: ¿Qué es?

El tráfico de animales es un negocio ilícito practicado alrededor del mundo y basado en el maltrato y abuso animal y la explotación de las propiedades y beneficios de animales y plantas

El tráfico de animales es un problema mundial severo que incluye maltrato animal, manejo de dinero ilícito, rompimiento de leyes, tratados, códigos y normas y, además, es una actividad que pone en peligro la existencia de algunas especies y la sustentabilidad y mantenimiento de la flora y fauna local de algunos lugares del mundo.

El tráfico de especies o tráfico de vida silvestre es un crimen que incluye contrabando, caza furtiva, comercio ilegal, asesinato y recolección de especies en peligro de extinción y productos derivados de los mismos bien sean plantas o animales.

El uso de productos derivados de animales para la confección de ornamentos, piezas de ropa, trofeos y recompensas y supersticiones, creencias y mitos urbanos, han hecho del tráfico de especies un negocio ilícito que va en auge y es, además, uno de los más rentables del planeta.

Debido a que SI existe el tráfico legal de especies, es importante saber que el tráfico de animales se considera ilegal si viola lo establecido en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres o cualquier ley local, tratado, código o acuerdo.

Datos de la WWF

World Wildlife Fund (WWF) es la mayor organización independiente de la conservación de la naturaleza  y su misión es “Conservar la naturaleza, sus hábitats y especies, y luchar contra las amenazas sobre la vida en la Tierra”.

Según datos de la WWF Alrededor de 100 tigres, 30 mil elefantes y más de mil rinocerontes son asesinados cada año para traficar con sus huesos, su piel, sus colmillos o sus cuernos y cada año se comercializan de forma ilegal 1,5 millones de aves vivas y 440 mil toneladas de plantas medicinales y se talan mil toneladas de madera exótica.

La organización también asegura que España es un lugar clave y un portal para el tráfico de especies como consecuencia de su ubicación ideal para que especies provenientes del Nuevo Mundo ingresen a Europa. Entre 2005 y 2014, asegura World Wildlife Fund, se incautaron en España 13.838 animales vivos.

Las consecuencias del tráfico de animales pueden ser irreversibles y alterar el ecosistema desequilibrando las funciones de cada ente que hace vida en él.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*