Tortugas como mascotas: Cómo cuidarlas

Tortugas como mascotas: Cómo cuidarlas

Por sus características las tortugas son animales ideales para ser adoptados como mascotas, descubre cómo cuidar de ellas.

Las tortugas son animales que tienen cientos de millones de años habitando la tierra. Su evolución, desarrollo y características convirtieron a estos animalitos en uno de los animales domésticos favoritos de las familias.

Las tortugas, también llamadas quelonios, son reptiles caracterizados por poseer un caparazón que cubre gran parte de su cuerpo y cuya función es proteger su columna vertebral. Tienen la capacidad de habitar espacios de tierra y agua dulce o salada sin que esto represente un cambio agresivo para su organismo.

Estos reptiles además no son pretenciosos en cuanto a su alimentación. En libertad pueden alimentarse de animales más pequeños, frutas o vegetales, las tortugas que crecen en tierra se orientan más a la segunda opción.

La longevidad de estos animales es una de sus más importantes características: ¡Pueden llegar a vivir hasta 80 años!

Hay ciertas especies de tortugas que son las más adoptadas como animales domésticos: Tortuga del bosque, tortuga rusa, tortuga pintada y tortuga orejas rojas.

La tortuga pintada es de las favoritas para el hogar. Se trata de un animal de pequeñas proporciones (el más grande puede medir en promedio unos 38 centímetros). Al inicio son animales bastante reservados y naturalmente evitaran el contacto con el resto de los seres el hogar hasta que se acostumbre a la compañía en su entorno.

Estas tortugas se alimentan de plantas acuáticas y del alimento comercial hecho a base de las mismas.

La tortuga de orejas rojas tiene un similar aspecto al de la tortuga pintada pero las diferencia el color rojo o naranja brillante que adorna los laterales de su cabeza. Este tipo de tortuga disfrutan del sol.

Son animales que requieren de especial cuidado, deben tener una alimentación sana, andar en agua potable y estar expuestos constantemente al sol o a temperaturas altas.

La tortuga del bosque, también llamada tortuga de madera, es un animal de tierra. Su principal característica distintiva (al igual que el de la mayoría de las tortugas) es el color de su caparazón que va de un gris a oscuro, negro y naranja que se esparce también a las patas y cola. ¡Hay un problema! Estas tortugas NO deberían ser adoptadas ni mantenidas en cautiverio porque actualmente están catalogadas como especie en peligro de extinción.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*