Pirañas: Un pez feroz y voraz

Pirañas: Un pez feroz y voraz

Las pirañas son reconocidas por ser peces carnívoros  peligrosos de apariencia amenazadora y dentadura letal

Las pirañas son peces carnívoros u omnívoros (según el tipo) que habitan en las aguas dulces de América del sur, especialmente en el Amazonas. Su nombre, según lenguas indígenas, significa pez cornudo.

Estos animales sudamericanos pueden medir entre 10 y 35 centímetros aunque se sabe de la existencia de ejemplares mucho más grandes de hasta 40 y 50 centímetros.

Se alimentan de animales vivos e incluso pueden convertirse en carroñeras y alimentarse de la carne de animales muertos. En casos en los que escasea el alimento algunas pirañas recurren a alimentarse de productos vegetales y otras pueden practicar el canibalismo y atacar a miembros más pequeños.

El arma letal de las pirañas

Los dientes de este pez son altamente peligrosos, letales en algunos casos.

Las pirañas tienen 28 dientes distribuidos en filas en la mandíbula superior e inferior, cada uno de ellos de aproximadamente 3 milímetros y afilado como una cuchilla y con una forma triangular que acaba en un intimidante pico.

Es normal ver a una piraña perder y reemplazar piezas dentales con unas nuevas. Debido a la constante actividad y uso agresivo con el que desgarran carne los dientes suelen debilitarse y caer a lo que el organismo responde formando un grupo nuevo que complete la dentadura.

La estructura dental de una piraña puede destrozar por completo el dedo de una mano en cuestión de minutos. Expertos aseguran que le tomaría unas 400  pirañas despedazar por completo la carne (piel, músculos, tendones) de un ser humano de más o menos 80 kilogramos en solo 6 minutos.

¿Bajo cuáles condiciones una piraña puede atacar salvajemente? Al igual que los tiburones las pirañas son atraídas de forma casi inmediata por el olor de la sangre mientras se esparce en el agua. Ese estímulo alertará sus sentidos y activará su hambre.

Chapoteos fuertes de lo que podría ser una potencial presa también podrías causar un ataque por parte de las pirañas.

La pantalla grande ha hecho mucho por arruinar a las pirañas y mostrarlas como el animal más agresivo del mundo acuático (después del tiburón), pero la verdad es que las pirañas deben sentirse amenazadas alertadas para atacar.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*