Peleas clandestinas de animales

Peleas clandestinas de animales

Las peleas ilegales organizadas por bandas delictivas son un crimen castigado por la ley

Las peleas clandestinas de animal son un acto que involucra el combate entre animales de la misma especie (canes o gallo) muchas veces a muerte, con fines recreativos y a modo de juego de azar y apuestas para los dueños y entrenadores de los animales.

La organización de peleas ilegales de animales tiene por detrás el funcionamiento de bandas criminales que utilizan la violencia entre animales como una forma de lucrarse y crear un negocio que, mientras no sea descubierto o desmantelado, les será fructuoso a cambio del bienestar y las vidas de cientos de animales.

Además de los grupos que organizan las luchas, los dueños de los animales que se ven forzados a combatir también son responsables y culpables del desarrollo de esta actividad.

La mayoría de los dueños de animales involucrados en pelas clandestinas tienen varios de ellos, a veces criaderos enteros de gallos o perros, y los entrenan desde muy jóvenes con técnicas agresivas y abusivas que pueden ser catalogadas como maltrato animal con el fin de crear en los animales en cautiverio una patrones de conducta violenta que pueden explotar frente a su oponente cuando luchan.

Las peleas de perros, por otra parte, son ilegales en toda España

En España especialmente las peleas de gallos están prohibidas legalmente a excepción de  Canarias y Andalucía. En Andalucía la ley establece que las peleas de gallos se permiten de forma exclusiva en espacios en los que se haya practicado esta actividad de forma tradicional y a éstas se les identifica no como peleas sino como “riñas de gallos” en las que ninguno de los dos gallos debe ser expuesto lo suficiente como para morir.

Otro de los argumentos por los que se permiten las riñas de gallos en Andalucía es la cría de la raza de gallos con mejores aptitudes que pueden ser demostradas y certificadas durante combate. Esta raza es llamada Jerezano.

En Andalucía no se puede televisar ni apostar en riñas de gallo y solo entes encargados de la cría e gallos que estén registrados pueden organizar peleas de gallos.

En las Islas Canarias. Al igual que en Andalucía, los únicos encargados de la realización de riñas de gallos son los entes registrados y certificados como criadores de gallos. En Canarias la publicidad de peleas de gallos está prohibida.

Las peleas de perros, por otra parte, son ilegales en toda España e incluso puede ser sancionado con pena de prisión aquel que cometa la infracción de maltratar algún animal.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*