Parásitos externos: Qué son y cómo tratarlos

Parásitos externos: Qué son y cómo tratarlos

Estos organismos son nocivos para la salud de las mascotas. Eliminarlos y evitarlos es un trabajo arduo así que continúa leyendo y descubre cómo tratar los parásitos externos

Los parásitos externos o ectoparásitos son criaturas que se alojan en el exterior de otros seres vivos, llamados huéspedes, y se benefician alimentándose del huésped y refugiándose en él.

La permanencia de los ectoparásitos en las mascotas puede producir a corto o largo plazo enfermedades graves que pueden incluso causar la muerte del animal.

Las pulgas y las garrapatas son los parásitos externos  más comunes  junto con piojos, ácaros y helmintos.

Las pulgas son el ectoparásito  más común en las mascotas. Son animales sumamente pequeños que se reproducen en grandes cantidades. Pueden crear nidos enormes en el cuerpo de la mascota (con sus propias heces) y consumirla poco a poco. La pulicosis (irritación en la piel producida por las picaduras de pulgas) y lesiones profundas causadas por dermatitis alérgica a la mordedura de las pulgas son solo dos de los casos que pueden ocurrir en presencia de pulgas en el animalito.

Las garrapatas son animales temibles que  drenan la sangre del huésped para su consumo, crecimiento, desarrollo y hasta para su reproducción. Las garrapatas se reproducen de forma rápida así que es vital revisar constantemente al animal en busca de alguna. La enfermedad de Lyme es la aflicción más reconocida causada por este animal. 

Si se presentase una invasión de garrapatas en el animal la anemia, la perdida de capacidad de coagulación de la sangre y fuertes dolores se harían notorios en poco tiempo.

Es recomendable, para prevenir o limpiar las garrapatas que pudiesen alojarse en el hogar acercarse a tiendas veterinarias y comprar productos de limpieza exclusivos para eliminar a las pulgas y garrapatas.

Los helmintos son gusanos pequeñitos que se asientan en heridas de profundidad del animal y agravan el estado de la lesión. Pueden infectar el área y causar incluso hasta una amputación.

Los parásitos externos son un tema de cuidado si eres dueño de una mascota. Los ectoparásitos representan un grave problema para la salud del animal y, la única forma de mantenerlos a raya, es procurar la higiene de las mascotas y del hogar, de eso modo los parásitos no tendrán dónde criarse o alojarse.

Recuerda que, además de alojarse en animales, lo os parásitos externos también pueden albergarse e infectar a seres humanos.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*