Pájaros carpinteros, familia de amantes de la madera

Pájaros carpinteros, familia de amantes de la madera

Los pájaros carpinteros son animales con datos y curiosidades que de seguro no conocéis. Echa un vistazo al artículo y descubre por qué estos animales son unos obsesionados de la madera.

Los pájaros carpinteros son una familia de aves que hace vida en zonas urbanas, ciudades y pueblos habitados por el hombre.

La familia de pájaros carpinteros, también llamados pícidos, se compone de al menos 218 especies y el orden al que pertenecen, piciforme, lo comparte con otras familias de aves reconocidas por su pico como los tucanes.

 Físicamente la principal característica de un pájaro carpintero es el vibrante color rojo de las plumas que adornan su cabeza. El resto del cuerpo de estas aves está cubierto por plumas oscuras que sirven muy bien para esconderse en los árboles mientras picotean la madera. Algunos, como el carpintero de Nutall, tiene plumas adornadas con patrones de colores claros cercanos al blanco.

En promedio un ave de la familia de los carpinteros puede medir entre 20 y 50 centímetros.

Estos pájaros pueden consumir insectos: hormigas, larvas o cualquier otro tipo de invertebrado que se encuentre dentro de la corteza de los árboles que taladran, o incluso, pueden alimentarse de semillas.

Hay especies de esta familia, como el carpintero bellotero, que almacenan hasta 50 mil bellotas dentro de la corteza de los árboles gracias a los huecos que picotean y por supuesto ese fruto es la base de toda su dieta.

Pájaro carpintero bellotero
Carpintero bellotero

¿Por qué picotean los pájaros carpinteros?

Los pájaros carpinteros hayan la  madera como un elemento que puede ser utilizado en distintas ocasiones para distintos fines.

La corteza de los árboles al ser picoteada puede ser una mina de insectos que los carpinteros pueden consumir o puede funcionar como almacén para recolectores como el carpintero bellotero.

Picotear los árboles también tiene que ver con el periodo de apareamiento de estas aves. Lo cierto es que el carpintero utiliza su método de picotear para atraer pareja y luego juntos, macho y hembra, taladrar la corteza de algún árbol para crear su propio nido y colocar allí sus huevos.

Y de tanto picotear, ¿no les duele la cabeza?

Un pájaro carpintero tiene la capacidad de picotear una 20 veces por segundo y la clave para que el contacto constante de su pico largo y afilado contra la dura madera no afecte su cabeza es la composición del interior de su cráneo (hueso poroso) y el exterior del mismo (hueso denso) sumado al tiempo de contacto pico-madera que es de solo 1 milisegundo.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*