Miedo en canes, ¿Cómo tratarlo?

Miedo en canes, ¿Cómo tratarlo?

Los canes, como otros mamíferos, son emotivos y sentimentales. El miedo constante de algunos canes es prueba de ello.

Los perros tienen, más o menos al mismo nivel de un niño, sentimientos y emociones que pueden incluso desarrollarse a niveles complejos. Tristeza, alegría, rabia, celos, asombro y miedo son solo algunas de las emociones que los canes pueden experimentar.

¿Qué son los sentimientos y emociones? Son reacciones cerebrales como respuesta a un estímulo que luego se traducen en una acción y estado de ánimo.  Los perros, y los mamíferos en general, tienen estructuras cerebrales que funcionan de manera similar y cumplen los mismos principios y, al igual que los humanos, el cerebro de los perros también responde a estímulos que generan reacciones sentimentales o emotivas.

¿Cómo lidiar con el miedo de tu mascota?

Es responsabilidad del dueño ayudar a su mascota a aumentar o disminuir la intensidad de las reacciones emotivas que involuntariamente ocurren.

Tormentas, pirotecnia, ruidos fuertes y muchas veces traumas que generan al animal TEPT (Trastorno de estrés postraumático) son las causas más comunes del miedo en los perros. Cuando alguno de estos estímulos los asusta es común ver como s cuerpo se encorva y comienzan a temblar incontrolablemente.

Ayudar a tu mascota a superar ese episodio de miedo es un proceso que, con paciencia, seguramente será exitoso y creará un vínculo estrecho entre los dos.

Como figura imponente sobre el can el dueño debe mostrar señales de calma que no alteren al animalito de ninguna forma. Reprender al perro NO es una opción en momentos de estrés para él. No es recomendable acariciarlo mientras esté temblando (si el perro se sienta sobre ti, permítelo, pero intenta no tocarlo hasta que se calme), si lo mimas el animal puede pensar que el motivo de su miedo es algo peligroso de lo que lo estás protegiendo.

Quizás te interese: Las aventuras de Bella la ardilla

Acercarlo al ruido o al origen del miedo tampoco es buena idea, eso solo aumentará su nivel de ansiedad. Si el perro se esconde en algún lugar, está bien. Eso se debe a que está buscando u sitio en el que se sienta seguro y protegido hasta recuperarse.

Durante el episodio de miedo no lo aísles ni te alejes demasiado del animal, los perros son animales que disfrutan de la compañía y la presencia de otro ser en el que confían les hará más fácil superar el estado de temor en el que se encuentran.

Si tu mascota constantemente tiembla, más allá de estímulos que le generen miedo, o se asusta con cosas que otros perros normalmente no, acude a un veterinario.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*