Luto en perros, ¿Cómo atraviesan el duelo?

Luto en perros, ¿Cómo atraviesan el duelo?

Los perros son animales sociales capaces de crear un vínculo estrecho con otras mascotas y los miembros de su grupo familiar cercano. Cuando algún miembro de la familia fallece el perro también atraviesa un periodo de luto, descubre cómo es y qué puedes hacer para ayudar

Según la Real Academia Española el luto es un signo exterior de pena y duelo.

En humanos el luto se manifiesta mediante el uso de ropa o accesorios generalmente de color negro, los canes en cambio demuestran su estado de luto de formas distintas; la principal de ellas un cambio notorio de actitud.

Para los perros, que por lo general no se encuentran con el cuerpo sin vida de su amo y si lo hacen no procesan con totalidad lo que sucede, la impresión que les deja no ver más nunca a un miembro de su familia que haya muerto es la de haber sido abandonados.

Síntomas del luto en perros

La tristeza de no estar con un compañero que antes estuvo siempre a su lado se hará notoria y se manifestará de diversas formas.

La pérdida del apetito es probablemente el factor más común del luto de los canes. El can puede dejar de comer por varias razones: En casos sencillos no tiene hambre porque no quema la energía que quemaba con su compañero fallecido y en situaciones más graves el perro atraviesa un cuadro depresivo por la ausencia de su amo o compañero.

Ya sea que la muerte haya apartado a un amo o un compañero mascota del perro lo cierto es que el can se puede sentir inseguro y solo.

Luego de años de compartir y acostumbrarse a tener a otro ser cubriendo sus espaldas ahora, de pronto, el can se ve solo, situación que de manera comprensible puede afectar su estado anímico.

Qué hacer

Lo mejor que lis miembros restantes de la familia del can pueden hacer es animarlo. Puede que su amo o compañero ya no estén y el animal se sienta solo pero realmente no lo está.

Darle sus snacks favoritos y jugar con los juguetes de su preferencia es una buena manera de demostrarle que aún tiene compañía y puede divertirse.

Sacarlo a pasear es un buen método para invertir más tiempo con el animal para que se distraiga y además desarrollar un nuevo vínculo estrecho entre el resto de los miembros de su grupo cercano.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*