Ladillas, síntomas y tratamiento

Ladillas, síntomas y tratamiento

Estos pequeños animales familia del piojo son una pesadilla que se debe evitar a toda costa. Conoce cómo prevenir las ladillas y tratar la terrible peste

Las ladillas son un animal parasitario que se alimenta de la sangre de sus huéspedes.

La infestación de este animal tiene por nombre ftiriasis y es considerada una enfermedad de transmisión sexual pues las ladillas se alojan principalmente en el vello púbico ubicado cerca de la zona genital y suelen ser contagiadas a través de relaciones sexuales.

Las ladillas, también llamadas piojos púbicos, tienen un aspecto similar a los piojos pero la mejor forma de describirlas físicamente es imaginando un híbrido entre una garrapata y un piojo. Su apariencia es redonda y achatada con 3 patas a cada lado.

Pueden medir de 1 a 3 milímetros. A pesar de que son animales bastante pequeños con una gran capacidad para adherirse al vello y a la piel del huésped.

Aunque son sumamente pequeños una persona que tiene ladillas puede observarlas. Usualmente andan en lotes imposibles de ignorar y sus huevos de color blanco son un elemento extraño que de inmediato encenderá las alarmas de la persona infectada.

¿Cómo actúan las ladillas?

Estos parásitos externos necesitan alojarse en un huésped para sobrevivir por esa razón es muy fácil que las ladillas se traspasen de una persona a otra, so solo mediante relaciones sexuales en las que los animalitos pueden ir de un cuerpo al otro, sino también por medio de prendas de ropa interior o trajes de baño e incluso a través de sábanas y toallas.

Aunque inicialmente se alojan en el vello del área genital las ladillas pueden proliferar rápidamente y extenderse a otras áreas velludas del cuerpo como las axilas, las cejas, la barba e incluso las pestañas.

Las ladillas no son un animal que represente un peligro grave en su huésped, sin embargo, el ardor y la picazón que producen son sumamente molestas para quienes las padecen y las ronchas causadas por el roce de las uñas con la piel pueden ser incómodas y en el peor de los casos infectarse. Estos parásitos también pueden causar inflamación de la piel, hinchazón y enrojecimiento.

Al igual que otros tipos de piojos existen productos especiales con los que se puede exterminar a las ladillas. Estos medicamentos pueden venir en diferentes presentaciones que deben ser recomendadas por un médico tratante que debe explicar la periodicidad con la que debe aplicarse.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*