La fiebre canina

La fiebre canina

Es importante que sepamos que la temperatura de nuestro perro no es la misma que la nuestra. Es cierto que esta puede variar según la edad del animal, puesto que no es lo mismo ser un adulto, un cachorro o un perro senior, pero es importante que sepamos que su temperatura estará alrededor de los 38º aproximadamente.

La fiebre nos está avisando de que sus anticuerpos están activos y eso significa que hay algo, una enfermedad, una infección, que está afectando a nuestro perro. Es la forma que tiene el cuerpo de ponernos en aviso y de darnos una llamada de atención con el fin de que vayamos al médico o, en este caso, al veterinario.

¿Cómo podemos saber si nuestro perro tiene fiebre?

Los cambios de conducta del animal comenzarán a mostrarnos los primeros indicios de su malestar. Además de esto, algunos de los síntomas que podemos ver en el animal pueden ser:

  • Nariz seca y caliente.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Exceso de sueño y/o cansancio.
  • Malestar y quejidos.
  • Falta de apetito.

Estos son sólo algunos de los síntomas que podrías detectar en tu perro. En caso de que detectes alguno de estos se procedería a la comprobación con un termómetro. Es importante que lo haga un especialista o una persona que cuente con conocimientos en el tema, de modo que, en caso de que no sepas tomar la temperatura a tu perro, no te arriesgues y acude a tu veterinario.

Quizás te interese: ¿Qué es la ropa para perros?

En caso de que tomes la temperatura de tu perro es importante que cojas un termómetro digital y lo introduzcas hasta dos centímetros en el recto del animal. Este proceso se hará con cuidado y tomando las medidas pertinente. Por ejemplo, lubricando el termómetro.

Para saber si tiene fiebre, y en caso de no utilizar un termómetro, puedes revisar sus patitas, nariz y la zona inguinal. Estas partes cuentan con menos cantidad de pelo y es más fácil palpar al animal con el fin de corroborar o comprobar si tiene fiebre.

¿Qué hacemos en caso de que nuestro perro tenga fiebre?

Si la temperatura del animal es de 39º no hará falta llevarlo a un veterinario a no ser que la fiebre persista. Si comprobamos que es superior a 39º, entonces, iremos lo antes posible a nuestro veterinario para saber que está ocurriendo.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*