La higiene bucal en canes es muy importante

La higiene bucal en canes es muy importante

Los dientes de los perros son importantes para la realización de sus actividades diarias, echa un vistazo a las recomendaciones para mantener una higiene adecuada

La higiene dental en los canes requiere de una buena limpieza y tratado constante para evitar enfermedades, mal aliento y la caída de algunos dientes. El mantenimiento de los dientes de los perros no es solo cuestión de limpieza sino también de salud.

Y resulta que naturalmente los dientes de un can empiezan a nacer en el momento en el que el animal los necesita como consecuencia del destete, aunque los cachorros nacen sin piezas dentales hay casos en los que la cría puede presentar una pequeña parte ya formada de un diente al nacer.

Es sabido que cada cría puede tener un desarrollo diferente, sin embargo, en promedio los dientes de un cachorro empiezan a salir entre los 15 y los 21 días de vida. Los colmillos superiores suelen ser os primeros en aparecer.

Los perros, al igual que los humanos, tienen una primera dentadura de leche que mantienen aproximadamente hasta los tres meses de vida, después de eso y hasta cumplir alrededor de un año comienza a formarse la dentadura definitiva del animal.

Acudir al veterinario por un chequeo dental anualmente es indispensable para mantener la salud de la mascota.

Al inicio, durante la formación de las primeras piezas el cachorro desarrolla 28 dientes, después, cuando se forman los dientes definitivos se forman 42 piezas dentales.

Como total las piezas dentales de los canes cumplen con funciones imprescindibles, entre ellas cortar, desgarrar, punzar, rasgar, aplastar y moler. En ese sentido, el cuidado, mantenimiento e higiene dental de los peros es una tarea que no puede ignorarse.

Si tenéis un perro en casa encárgate de cepillar su dentadura al menos una vez semanalmente para evitar la formación de sarro, periodontitis y la caída de los dientes que pueden causar daños a la forma de la mordida y el cumplimiento de las tareas para las que está hecha.

Crear el hábito de ser cepillado en el perro puede costar un montón. Lo correcto es intentarlo desde que el can aún es joven con un poco de dentífrico en el dedo para que lo lama y se acostumbre al sabor, posteriormente se podrá hacer uso de cepillos con cerdas en un solo polo (aunque las cerdas en ambos polos son más recomendables).

Si el perro resulta ser un rebelde sin causa entonces probablemente necesitéis comprar juguetes que ayudan a la limpieza de los dientes ya sea por su forma o porque cumplen la función de eyectar dentífrico mientras el perro los mastica.

Acudir al veterinario por un chequeo dental anualmente es indispensable para mantener la salud de la mascota.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*