Focas: mamíferos adaptados a todo

Focas: mamíferos adaptados a todo

Las focas son adorables mamíferos capaces de hacer vida dentro y fuera del agua en ambientes muy fríos o tropicales

Las focas son mamíferos de la familia de los pinnípedos, una de las pocas que se compone de algunos mamíferos adaptados a la vida acuática.

Existen cerca de 19 especies de focas en todo el mundo, entre ellas la foca monje de Hawaii, la foca monje del mediterráneo, la foca monje del Mar Caribe, dos especies de elefante marino, la foca cangrejera, la foca leopardo, la foca barbuda, la foca manchada, la foca común y otras.

De todos los tipos de focas existentes en el mundo, el elefante marino es el más grande de todos. Algunos ejemplares pueden pesar entre dos y cuatro toneladas y medir cuatro metros de largo.  

Las focas, como conjunto, comparten varias características. Estos animales carecen de pabellón auditivo, sin embargo, estudios realizados en Estados Unidos por investigadores de la Universidad de California-Santa Cruz han demostrado que estos mamíferos tienen alta sensibilidad auditiva dentro y fuera del agua

Las focas pueden escuchar tan bien dentro del agua como otros mamíferos adaptados 100% a la vida acuática: el delfín o la ballena.

Estos seres, además, tienen sus extremidades posicionadas hacia atrás.

Estos animales de cuerpo alargado se desplazan mejor en el agua gracias a sus habilidades de natación que por tierra, sin embargo, pueden cumplir con ambas tareas. Las focas tienen un pelaje corto y tupido que provee protección suficiente, pero lo que las mantiene a salvo de temperaturas bajas es una abundante capa de grasa que portan debajo de la piel.

Comportamiento social

El comportamiento entre grupos de foca cambiará según el tipo.

Algunas, como los elefantes marinos, se organizan en torno a un macho alfa que tiene poder sobre un grupo grande de hembras. Otros tipos son solitarios, y otros se organizan en tribus pequeñas para apoyarse en momentos de caza, reproducción y cría.

Las focas son buenas cazadoras, se alimentan de peces, invertebrados marinos y crustáceos; eso sí, son animales carnívoros en su totalidad.

Las mamás focas deben ausentare por largo tiempo para cazar y alimentarse. Para cubrir su ausencia y mantener a las crías bien cuidadas. La leche de la madre es alta en calorías.

¡Las focas no son lobos marinos!

¿No sabes cómo distinguir a un animal del otro? Echa un vistazo a estas sencillas diferencias:

  • La foca no tiene orejas visibles, el lobo marino sí.
  • La foca no tiene cuello definido, el lobo marino sí.
  • La foca tiene sus extremidades dirigidas hacia atrás y son muy cortas, el lobo marino tiene  sus extremidades dirigidas hacia adelante y son más largas.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*