Eeyore y su héroe sin capa

Eeyore y su héroe sin capa

Conocemos de sobra la importancia de adoptar en lugar de comprar una mascota. Hay muchos animales que, por diversos motivos, han terminado en una protectora y están a la espera de tener una segunda oportunidad, como es el caso de Eeyore.

Los cachorros, por regla general, suelen ser los más adoptados a causa de su divertido y adorable aspecto y de la idea de que son mejores. Eso provoca que los perros más adultos, aquellos que se alegran como si la vida les fuese en ello cada vez que te ven, terminen por quedarse mucho más tiempo en la protectora y hasta provocando que, en ciertos casos, lleguen a morir en sus jaulas.

Quizás te interese: Lo que cantan las aves

Son muchas las ventajas de adoptar un perro senior en lugar de uno más joven, pero hoy no vamos a hablar sobre eso. Hoy vamos a comprobar que no todos los héroes llevan capa.

Steve Greig, residente en Colorado, se ha encargado de adoptar hasta ocho perros seniors con el fin de sacarles de la protectora en la cual se encontraban y brindarles esa ansiada segunda oportunidad que tenían más que merecida.

Crecí con muchas mascotas. Mis padres casi siempre me permitían tener lo que quisiera siempre que pudiera cuidarlo – Explica Steve a “The Dodo”

Steve contaba con cuatro perros desde que se independizó y fue la muerte de uno de estos lo que provocó esta oleada de generosidad. Según afirma, no era capaz de superar la muerte de su compañero y pensó que, quizás, realizar algo bueno podría ayudarle a ver más allá. Fue así como acudió a la protectora de animales y le pidió el animal “menos adoptable” que tuviesen. Ese fue el día en el que un pequeño chihuahua, Eeyore, fue adoptado y llevado a su nuevo hogar.

Eeyore padece de soplo en el corazón y sus rodillas no están pasando por su mejor momento. Este hecho, así como su edad, provocaban que pasase sus días en la protectora… hasta que llegó él. Su héroe sin capa.

Este fue el comienzo de las adopciones y junto al chihuahua llegaron otros compañeros hasta que, finalmente, llegaron a ser diez perros (Ocho adoptados, uno de su hermana y otro de su compañero de piso).

Una vez que alcanzas cierta edad, sabes lo que quieres en la vida. Estos perros saben quiénes son y es fácil desarrollar una relación con una persona o mascota que sabe eso.

Además, Steve también cuenta con un cerdo, un conejo, una pareja de gatos, dos gallinas, dos patos y un estanque de peces. Podemos afirmar a ciencia cierta que esta amplia familia está pasando por unas de las mejores etapas de su vida y no podemos más que alegrarnos por eso.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*