Dejar solo a tu perro no debe ser una pesadilla

Dejar solo a tu perro no debe ser una pesadilla

Dejar a tu perro solo es una acción asociada a llanto, chillidos y al volver a casa seguro te has encontrado con uno que otro desastre. Conoce por qué tu perro llora cuando te vas y cómo acostumbrarlo a estar solo en el hogar

Un perro solo en casa está asociado a muebles rotos, desperdicio por todos lados, plantas destrozadas y un animal que se lo pasó muy mal durante el día.

El perro es el mejor amigo del hombre y viceversa, por lo que la distancia entre el can y su dueño es una situación difícil de comprender para la mascota. Hay quienes dicen que el perro ni siquiera entienda porqué su dueño tiene que irse y más bien se siente abandonado.

Hay otros que sugieren que los perros, después de ver la acción repetidas veces, captan que su humano tiene que salir de casa y que eventualmente volverá.

Algunos perros  incluso tienen la capacidad de diferenciar si su dueño saldrá como lo hace regularmente para trabajar o si saldrá a ejercitarse o se irá de viaje.

Los perros son buenos observadores así que por tus tenis o el bolso que lleves pueden asociar a dónde irás.

Por qué tu perro se estresa cuando te vas

Los perros son animales sociales que se sienten completos en compañía.

La relación perro-humano es valiosísima para el can, por eso cuando te vas y se queda solo el perro atraviesa un episodio de ansiedad por separación.

La ansiedad por separación se trata de un estado de estrés es el que se sumerge la mascota cuando su dueño lo deja solo, en otras palabras, el vínculo entre la mascota y su dueño es tan estrecho que el perrito es incapaz de mantener un equilibrio en su estado sin la presencia de su compañía habitual.

Esta condición tiene distintos niveles de complejidad

Qué hacer para ayudar a tu perro

Puedes comenzar por prepararlo poco a poco. No salgas de casa demasiadas horas de repente, si te es posible vete por un rato y vuelve. Prolonga el tiempo de ausencia paulatinamente.

Procura que tu perro esté lo más cómodo que se pueda mientras estés fuera de casa. Déjale agua, comida, su camita lista, juguetes y si quieres el televisor o la radio prendida de esa forma no asociará tu ausencia con una mal experiencia como tener hambre o sed por muchas horas.

Si es de los que hace desastre en tu ausencia no te cohíbas de reprenderlo, de otro modo lo seguirá haciendo, pero no te excedas ni uses violencia. Un tono de voz fuerte y tu lenguaje corporal le hará entender que hizo mal.

Al llegar a casa préstale toda la atención que puedas, ¡Te lo agradecerá!

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*