Cómo tratar a tu mascota en caso de emergencia

Cómo tratar a tu mascota en caso de emergencia

Los perros, aunque son animales instintivos que pueden percibir el peligro, no escapan de él. Descubre cómo actuar en caso de que ocurra una emergencia con tu can.

Son muchas las situaciones de emergencia en las que el perro puede estar en peligro inminente y salir herido. Es importante que, como responsable de la mascota, te eduques y sepas qué hacer en esos casos para preservar la vida y la salud del animal hasta que cuerpos especializados puedan tratarlo.

Lo primero que debes hacer en caso de cualquier emergencia es seguir los siguientes pasos: Acuesta al can sobre su costado derecho (de esa forma se permite el reposo del cuerpo en caso de desmayo), asegúrate de que el perro esté respirando mirando el movimiento ascendiente y descendiente de su pecho.

¿Qué hacer si el animal está respirando pero, como consecuencia del golpe, quedó inconsciente? Es primordial que te asegures de que su sistema respiratorio no se tranque. Luego de colocar  el cuello de la mascota en posición recta, aparte mantas y objetos que pueda evitar la inhalación de aire de bocas y nariz, abre la boca del can y saca la lengua cuidadosamente.

Lesiones y cómo tratarlas

Las heridas, cortadas y laceraciones deben ser tratadas con suma salubridad. Es recomendable limpiar con agua oxigenada y gasas la herida y la piel alrededor antes de vendarla. En caso de necesitar sutura acuda de inmediato a un veterinario.

Las hemorragias deben tratarse rápido para evitar que el animal pierda demasiada sangre y se descompense. NO utilices algodón ni gasas para hacer presión en la herida del can, telas absorbentes funcionarán de manera efectiva para ayudar a controlar el sangrado. Si el sangrado se detiene es recomendable que, para evitar infecciones y otras complicaciones, limpie la herida cuidadosamente, la vende y acuda al veterinario.

Quizás te interese: Pasear a tu perro es beneficioso para tu salud

Las fracturas son especialmente traumáticas para los perros y, aunque sienten bastante dolor, el shock y los nervios pueden hacer que reaccionen de manera agresiva cuando intentes ayudarlo, sé cuidadoso. Lo ideal es inmovilizar la zona que sufrió la fractura con un objeto duro que ayude a mantener la parte afectada en una sola posición.

¡No dejes que la fractura sane de esa manera! Dejar que la fractura sane con un “yeso casero” es un grave error, mala praxis, que podría resultar en una malformación en el área “tratada”.

En caso de envenenamiento no dudes en tomar una muestra de lo que ingirió el animal y correr al veterinario. Hacer que el animal ingiera agua y leche podría ayudar a minimizar los efectos del producto tóxico.

En cualquiera de estos casos, ¡mantén la calma!, depende de ti manejar la situación y reaccionar rápida y efectivamente para ayudar a tu mascota.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*