Comandos sencillos para enseñar a tu perro

Comandos sencillos para enseñar a tu perro

Los canes son excelentes animales de compañía y muy hábiles para la práctica de trucos. Echa un vistazo a los comandos más sencillos que puedes enseñarle a tu mascota

Enseñar comandos a tu mascota es una manera de crear hábitos de obediencia y de mantener al animal en constante movimiento.

La actividad física es importante para el crecimiento, desarrollo y salud de los canes por lo que enseñar trucos, comandos y rutinas es útil para hace ejercitarse no sea una tarea aburrida o forzada.

Un perro bien entrenado, además, también tiene la posibilidad de competir en exhibiciones y concursos para canes y convertirse en un campeón reconocido.

En resumen el entrenamiento de un perro es importante y necesario para mantener su estado de salud, su calidad de vida, para hacer sencilla su estadía en casa debido a la obediencia que desarrolla y por la posibilidad de desarrollar destrezas que le permitan al animal competir con otros.

Sin embargo, todo entrenamiento comienza desde lo más básico. A continuación los tres comandos más sencillos y consejos que te ayudaran a entrenar a tu perro.

¡A sentarse!

Enseñar al perro a sentarse y quedarse quieto es primordial. El truco para enseñarlo a mantenerse en esa posición es el uso de golosinas como guía.

Colocar el snack sobre la cabeza del perro (y de ser necesario ayudarlo a sentarse haciendo un poco de presión en su cabeza o espalda) hará que el perro se familiarice con la posición. Identifica el comando con una palabra sencilla como “Sentado”.

Repite la acción varias veces hasta que el can  identifique la voz de comando con la posición en la que estaba ubicado.

¡La pata!

Luego de sentarse el can está listo para dar la pata. De forma suave (ya que es un área sensible) toma la pata de tu can, una vez más, identifica la acción un una voz de comando.

Recompensa al animal cada vez que te permita tomarle de la pata hasta que lo haga voluntariamente al escuchar el comando.

¡Échate!

El truco está en guiar al can al suelo con una golosina. Señalar el piso con los dedos o la mano puede funcionar como “voz de comando” para este truco en particular.

¡Ven aquí!

El perro debe conocer el sonido de su propio nombre algo que desde pequeño debería enseñársele. Un silbido también funciona, recuerda que las frecuencias más altas (agudas) captan más la atención de los canes.

Considera que los perros también se fatigan. Lo recomendable es que el entrenamiento se realice por 30 minutos diariamente mientras el animal se acostumbra, luego puedes extender el tiempo a conveniencia de la resistencia de tu can.

Las recompensas son importantes como estímulo para el animal así que siempre ten cerca snacks para perros.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*