Armadillos, animales con su propio escudo

Armadillos, animales con su propio escudo

Los armadillos son animales caracterizados por ser animales pequeños con una gran coraza que protege su cuerpo, han sido inspiración de armaduras de batalla

Los armadillos son mamíferos acorazados. La familia de la cual provienen, de manera curiosa, está emparentada con grandes animales como lo es el oso hormiguero  el perezoso.

Es un animal propio de regiones americanas, específicamente de América del Sur y del Norte, sin embargo, su nombre proviene de la época colonial cuando los colonizadores españoles bautizaron al animal como “armadillo” por la forma parecida de su coraza a la de las armaduras que ellos solían utilizar.

Este mamífero terrestre podría ser catalogado, al igual que el ornitorrinco, como un animal que es varios en no solo pues su cuerpo se compone pon una larga y fina cola similar a la de un reptil, orejas puntiagudas y erectas como las de una mula (en miniatura).

El caparazón del armadillo

La coraza o caparazón del armadillo cubre casi el total de su cuerpo, exceptuando sus cortas patas y garras, su cola y su cabeza. Su coraza se compone de pequeñas piezas óseas individuales que se superponen una sobre otra formando discos o anillos duros (el número de estos anillos dependerá de la especie de armadillo).

Su escudo les brinda protección y abrigo. Cuando es momento de dormir o desean cuidarse de una amenaza en su entorno los armadillos se enrollan y su caparazón los protege.

Armadillo usa su caparazón

Su tamaño puede variar de forma significante según la especie. En promedio uno de estos mamíferos terrestres puede  medir desde 15 centímetros hasta un metro.

 La especie más grande de armadillos son los armadillos gigantes y la más conocida es el armadillo de nueve anillos.

Sus grandes y gruesas garras son una herramienta muy útil. Los armadillos utilizan esa parte de su cuerpo para excavar en la tierra y crear madrigueras en las cuales reposar y cuidar de sus crías.

Éstos son animales nocturnos pero no poseen una vista buena y de hecho sus ojos son bastante pequeños, sin embargo, su sentido del olfato y oído hacen el trabajo que la vista no puede lograr.

Los armadillos como transmisores de lepra

La lepra es una enfermedad bíblica cuya cura fue inventada por el doctor venezolano Jacinto Convit. Los armadillos son animales capaces de contagiar esta terrible enfermedad cutánea según un artículo publicado en la revista The New England Journal of Medicine.

El contacto o el consumo de armadillos pueden contagiar a humanos de lepra por lo que se recomienda no cazarlos para usos artesanales y mucho menos comerlos.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*