Anguila: ¿El pez que puede electrocutarte?

Anguila: ¿El pez que puede electrocutarte?

La anguila eléctrica es un animal de aspecto largo y peligroso reconocido por su capacidad para despedir electricidad ¡Descubre cómo lo hace!

La anguila es un pez que puede hacer vida en cuerpos de agua dulce o con altos niveles de concentración de sal.

Existen cerca de 21 especies de anguilas en todo el mundo, sin embargo, la llamada “Anguila eléctrica”  no es una de ellas.

Anguila eléctrica

La anguila eléctrica, también llamada temblador, proviene de una familia y género distinto del que provienen las especies de anguilas comunes que habita en los cuerpos de agua de Europa. De hecho, la anguila eléctrica es el único animal de su género.

La anguila eléctrica es un animal propio de América del Sur y habitan especialmente las aguas del Río Amazonas y del Río Orinoco. Se le relaciona a este pez con las anguilas comunes por la forma de su cuerpo alargado y ovalado sin demasiadas aletas o escamas.

Una anguila eléctrica puede medir hasta dos metros de largo y pesar 20 kilogramos. Son animales carnívoros, las más pequeñas se alimentan de moluscos, peces y crías mientras que las más grandes (las adultas) van a por presas como aves y mamíferos o anfibios descuidados.

La reproducción de este pez es una de las rarezas de la naturaleza. El macho crea un nido nada más y nada menos que con su propia saliva en la que la hembra deposita los huevos que al hacer eclosión pueden resultar en el nacimiento de más de mil crías.

¿Cómo produce descargas eléctricas?

La anguila eléctrica es un animal al que guardarle cuidado ¿por qué? Este animal acuático tiene la capacidad de producir descargas eléctricas con la potencia de 850 voltios dentro de un rango de espacio de entre 50 y 70 metros.

¿Cómo lo hacen? El cuerpo de este pez contiene órganos dedicados exclusivamente a la producción de descargas eléctricas.

Los órganos de Sachs producen descargas pequeñas de unos 10 o 20 voltios cuyo objetivo es detectar presas o comunicarse, por supuesto, las anguilas tienen sensores a lo largo del cuerpo que les permiten percibir las descargas de otros ejemplares de su especie.

Los órganos de Hut, por otra parte son los encargados de producir las descargas más fuertes de una intensidad mínimo 5 veces mayor a la que producen los órganos de Sachs.

La potencia de las descargas de este animal suramericano puede inmovilizar a mamíferos de gran tamaño como los caballos.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*