Una dentadura maravillosa y delicada

Una dentadura maravillosa y delicada

Los animales, como nosotros, tienen sus propios problemas de salud. Algunos animales son más propensos a cierto tipo de enfermedades y por eso debemos tratar de ayudarles o prevenirnos con el fin de adelantarnos a este padecimiento. Muchos perros, por ejemplo, son más propensos a padecer convulsiones debido a una enfermedad o sufrir epilepsia. Las cobayas, por otro lado, no tienden a enfermar tanto como otros animales pero sí que pueden llegar a tener problemas y eso se debe a su dentadura.

Las dentaduras de las cobayas tienen sus raíces abiertas y esto provoca que sus dientes sigan creciendo año, tras año. Para estos animales, como para cualquier otro, son muy importantes sus dientes y es una parte fundamental tanto en su juego, como en sus labores. Por ese motivo, es esencial que su dueño controle el crecimiento de sus dientes y esté atento en caso de que surja o llegue a surgir una enfermedad dental.

Quizás te interese: Los paseos y el mundo exterior de tu perro

Las enfermedades más comunes que pueden mostrarse en la dentadura de una cobaya son:

  • Rotura de dientes: puede deberse como consecuencia de un golpe que se dio el animal o porque la cobaya muerda el alambre de su jaula. En cualquier caso es un inconveniente puesto que el resto de dientes seguirá creciendo, se desgastarán más y podrían conducir a problemas más graves. Es recomendable llevar al animal al veterinario para que le limen los dientes e igualarlos en la medida de lo posible.
  • Sobrecrecimiento: Los incisivos del animal crecen con rapidez y esto puede provocar problemas en tu cobaya. En este caso es recomendable llevar al animal al veterinario.
  • Maloclusión: Es muy similar al apartado anterior y, de hecho, es habitual que ambas se den a la vez. Se trata de una desviación de la dentadura de tu cobaya, que provoca un crecimiento desmedido de sus dientes y que, como consecuencia, puede provocar heridas en las encías del animal, impedirle comer o, incluso, afectar a sus ojos si el desvío de sus dientes es grave. Es aconsejable llevar al animal al veterinario de animales exóticos más cercano.

Estos son algunos de los problemas que pueden darse en la dentadura de nuestra cobaya, pero ¿Cómo podemos prevenirlos? La respuesta no podría ser más simple.

Su dueño debe revisar la dentadura de su animal cada cierto tiempo. Además, puede cuidar la alimentación del animal para evitar posibles caídas de unos de sus dientes, contar con heno y una piedra de calcio, para evitar el sobrecrecimiento, y darle mucha hierba fresca.

0 COMENTARIOS

Deja un Comentario

*