Lo que cantan las aves

Lo que cantan las aves

Cada animal es un mundo y eso es algo que tenemos más que claro. Todo animal tiene una serie de requisitos que debemos tener en cuenta según el periodo estacional en el que nos encontremos y las aves no son distintas.

Todos los animales, así como los humanos, tienen unas características que les hace únicos. Las aves, por su parte, no son muy distintas y con ellas hay que tener especial cuidado en los picos más altos de temperatura.

En esta ocasión vamos a hablar sobre cómo afecta el verano a las aves y que tenemos que tener en cuenta cuando llegue.

Las aves suelen cambiar su plumaje, por lo general, a final de verano. Dicho proceso requiere de un esfuerzo por parte del animal y eso provoca que, una vez ha acabado o esté por hacerlo, se sienta cansado y requiera de muchos nutrientes en su alimentación para poder hacer frente a los meses que le quedan por delante hasta volver a mudar el pelo. Durante este periodo las aves van a requerir de una alimentación completa que les aporte nutrientes, aminoácidos y vitaminas esenciales que les ayuden para el crecimiento de las plumas.

Quizás te interese: La vacuna que te salvará de un disgusto

Por otro lado, siendo algo más que fundamental dado la temperatura que puede alcanzarse en los meses de verano, tampoco podemos descuidarnos con la hidratación del ave. Es importante que te asegures que el agua de tu mascota está limpia y fresca.

Para poder ayudar al animal, permitirle que se refresque un poco y, además, aportarle todo lo necesario podemos optar por darle algunas piezas de verdura o trozos de fruta. Algunos ejemplos pueden ser la lechuga, la sandía, el melón, la manzana, etc.

Controlar el sitio en el que se encuentra también es muy recomendable para evitar posibles golpes de calor. Quizás la jaula de tu mascota se encuentra en una zona donde la temperatura asciendo de manera considerable, donde el sol da con su insistencia habitual o zonas que, en resumen, pueden ser pesadas para ellos. Es recomendable buscarles un lugar fresco y tranquilo, donde no dé demasiado el sol.

Y por último, pero no menos importante, debemos mantener limpia la jaula. Esto se debe a que por estas fechas los virus y parásitos son más comunes. Una buena limpieza ayudará a prevenir la llegada de estos seres y también provocará que el animal se encuentre más cómodo en su hábitat.

0 COMENTARIOS

Deja un Comentario

*